Coaching


logo vero copia

El proceso de coaching

Un proceso de coaching es un proceso de autodescubrimiento, de conocer esas cosas positivas y esos recursos que ya tenemos en nuestra vida, es un proceso de cambio y automotivación.

El coaching te puede ayudar a desbloquear situaciones responsables de hacerte sentir triste o estancado/a.

El Coach basa su método en un ciclo de dos habilidades clave: preguntar y escuchar.

Un Coach actúa como facilitador para que su Consultante ( Coachee) cuestione su realidad y genere cambios significativos para lograr elevar su nivel de bienestar.

A través del coaching se examinan las creencias que pueden ser el mayor obstáculo al momento de generar cambios.

El coaching promueve opciones para encontrar nuevos caminos y alternativas, incrementando la creatividad y la innovación. Produce un cambio emocional y cognitivo de estructuras profundas en cada persona que participa.

¿Cuánto dura un proceso de coaching?

Esto depende de lo que la persona necesite, o del estilo de cada coach. Generalmente un proceso de coaching dura poco tiempo. A veces una sola conversación es suficiente para que la persona se dé cuenta de lo que necesitaba modificar para lograr lo que deseaba.

¿Para qué hace tantas preguntas?

Las buenas preguntas son grandes disparadores de procesos de pensamiento. Cuestionan las limitaciones autoimpuestas y reorientan a una persona a encontrar otras formas de percibir y, por ende, de actuar.

Una de las herramientas principales del Coach es la pregunta desafiante, o también llamada pregunta poderosa. A través de ella, el Coach hace que el otro salga de su zona de confort y devele la información necesaria para descubrir dónde se encuentra respecto al asunto que se está tratando, y dónde quiere estar, cómo entiende su problema, desde qué perspectiva lo está analizando y desde qué otras podría verlo, que obstáculos o límites tiene para hacerlos, cuales son las creencias subyacentes, la relación que tiene con los resultados que esta consiguiendo.

¿Cómo funciona?

El Coach parte del supuesto de que el Coachee es capaz de encontrar la solución al problema.

Para el Coach, el Coachee es el resultado de sus creencias y acciones y, su papel, es facilitar el cambio a nuevas creencias y acciones coherentes para éste, que le permitan alcanzar sus nuevas metas.

El Coach impulsa la evolución del coachee generando un entorno de aprendizaje. Utiliza las herramientas necesarias para la exploración y desarrollo de la reflexión.

A veces un cambio en la palabra utilizada supone un cambio en nuestra forma de percibir e interpretar nuestro mundo.

El Coach utiliza multiples recursos para la que  la conversación adquiera plenamente sentido explorador: espeja, da feedback, ofrece impresiones, sensaciones, ofrece metáforas, ejemplos, reformula, repite y resume.

A través del diálogo el Coach crea un espacio para que el Coachee explore su realidad y para que se sienta cómodo haciéndolo. Para ello favorece que éste se de permiso para aceptarse y aceptar su marco de referencia. Al darse permiso para pensar o sentir lo que piensa o siente, el Coachee acepta y sólo desde esa aceptación podrá abordar su cambio de perspectiva y la búsqueda de nuevas acciones a futuro.

El Coach utiliza el cambio de perspectiva como palanca clave del cambio del Coachee y  facilita que él tome conciencia de desde dónde está afrontando una situación y descubra desde qué otras perspectivas puede afrontarlo que le resulten más útiles y satisfactorias, y que le permitan llegar a dónde quiere llegar, libre de las limitaciones de la perspectiva anterior.

Al tomar conciencia, el Coachee descubre patrones o hábitos de respuesta y sus modelos mentales limitantes. 

Te animas a intentarlo…?

© VERONICA MORIN 2020